Blog

Barbacoa sostenible

Hoy en día, y por suerte, se le está dando una gran importancia a la sostenibilidad, las energías renovables y el descenso en la contaminación ambiental y la reducción en la emisión de gases de efecto invernadero. Si bien en un hogar hay muchos aspectos con los que podemos ser respetuosos con el medio ambiente, no hay que olvidar que las barbacoas son uno de esos aspectos.

  

¿Cómo hacer una barbacoa sostenible?

Para empezar, siendo estrictamente serios en el tema de sostenibilidad, las barbacoas que menos contaminan serías las eléctricas. Sin embargo, para que esta afirmación sea veraz, habría que disponer de una barbacoa eficiente y de una tarifa de luz que provenga de energía verde.

Por otro lado, las barbacoas de gas también son perjudiciales para el medioambiente, puesto que producen emisiones de gases de efecto invernadero. Este tipo de barbacoa suele ser la más utilizada debido a su rápido encendido y a su temperatura estable. Sin embargo, este tipo de barbacoas suelen funcionar o bien con gas o bien con petróleo, ambos combustibles muy contaminantes y no renovables.

En el lado opuesto nos encontramos con las barbacoas de carbón o leña, las cuales pueden llegar a ser muy sostenibles. Pese a que la quema de leña o carbón emite al aire una serie de partículas al aire altamente contaminantes y que afectan directamente a la conservación de la capa de ozono, todos los productos necesarios para ponerla en marcha (incluso las pastillas de encendido) pueden ser ecológicos.

 

Barbacoas y salud

El cocinado en una barbacoa de leña puede ser perjudicial para la salud si no se realiza de manera correcta. En principio preparar los alimentos a la parrilla no tiene nada de malo, de hecho hasta es recomendable porque durante el cocinado no se pierde un número elevado de nutrientes y además se elimina el exceso de grasa de algunos productos, como en el caso de las carnes.

Sin embargo, en muchas ocasiones el humo suele alcanzar directamente a los alimentos que se están cocinando e, incluso, pueden llegar a ser alcanzados por el propio fuego. Esto es tremendamente peligroso, ya que en este proceso se generan sustancias que son altamente nocivas para la salud que llegan incluso a ser cancerígenas, como el caso de los benzopirenos.

 

Barbacoas alternativas

 

Barbacoa solar

 La cocina solar es una de las opciones más populares y una de las más sencillas. Su funcionamiento se basa en el principio de aprovechar los rayos solares para generar energía solar que suministre el calor necesario para cocinar los alimentos. Al no emplear ningún combustible, se eliminan las emisiones de CO2 y el contacto directo de los alimentos con sustancias tóxicas.

 

Piedra volcánica

Este tipo de barbacoas funcionan a partir del calor que generan las propias piedras calentadas previamente, ya sea a través de un fogón convencional o de un quemador de gas. Las principales ventajas de optar por este tipo de barbacoas es que el calentamiento de las piedras es muy rápido, además, no se necesita aceite para cocinar y tampoco generan humo, por lo que los alimentos se preparan de una forma más saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *