Blog

¿Qué hago si me cortan la electricidad?

Es probable que, por alguna razón que en ese momento desconocías, en algún momento de tu vida hayas sufrido un corte de luz en tu vivienda. Además de no saber por qué ocurre esto, también es probable que no supieras qué hacer.

Si tenemos en cuenta que, si nos quedamos sin electricidad, todos los aparatos de nuestra vivienda quedan inútiles, no es algo agradable y es mejor que dure lo mínimo posible.

Corte de electricidad

También se llaman apagones eléctricos o cortes de luz y consisten en la falta de suministro de electricidad en una localización en especial.

Este tipo de cortes puede provenir de varias causas, veámoslas.

Cortes de luz programados

De vez en cuando las distribuidoras deben hacer trabajos de mantenimiento en la red de transporte y distribución de la Red Eléctrica Española y se requiere cortar el suministro por razones obvias de seguridad.

Este tipo de cortes se deben programar y avisar al usuario con el plazo suficiente. Las diferentes distribuidoras eléctricas españolas poseen una zona de avisos en sus páginas donde se informa de las incidencias de la red, aquí podremos saber si nuestro corte es programado.

Este tipo debe ser avisado al órgano competente con, mínimo, tres días de adelanto.

En los cortes de luz programados sólo podemos aguantarnos. Lo cierto es que suelen hacerse en momentos del día donde no hay mucha necesidad.

Cortes de luz por impago

Este tipo de corte ocurre si el usuario de electricidad no le paga las facturas a su compañía comercializadora, la cual dará orden a la distribuidora para cortar el suministro de ese inmueble.

Para pagar la factura de electricidad disponemos de veinte días. Si no se hace el pago, se iniciará el corte. El primer paso que da la comercializadora es mandar una serie de avisos del impago y sus consecuencias. El primer aviso se da a los 2 meses y da un nuevo plazo; el segundo aviso se hará a través de un sistema con acuse de recibo. La factura se puede pagar hasta veinte días después de su emisión. Si, una vez pasado ese tiempo, no se realiza el pago, se pone en marcha el proceso de corte. Si el pago sigue sin realizarse, se produce el corte de suministro.

Si se produce un corte por impago la solución no es dar de alta la luz con otra compañía, puesto que no se podrá. Lo que hay que hacer es pagar la factura y, en 24 horas, se produce el reenganche de la electricidad.

Este nuevo “alta” supone un sobrecoste de 20 euros para el usuario.

Cortes de luz por averías

Este corte proviene de una avería en algún punto del sistema eléctrico y no se pueden controlar.

Existen varias causas para este tipo de apagones:

  • Sobrecargas
  • Meteorología
  • Flora o fauna
  • Exceso de demanda
  • Mal estado de la red

Qué hacer si sufres un corte de suministro

Lo primero para saber cómo actuar es determinar qué tipo de corte es. Si has recibido un aviso de impago, paga la factura lo antes posible.

Si es un corte por avería, es posible que la distribuidora no lo sepa y no está de más avisar. Para ello, si tu suministro está en Valencia, deberás llamar a la distribuidora de la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.